La revolución de las skills: el Upskilling y el Reskilling

El último año se ha acelerado la tendencia hacia la transformación del mercado de trabajo. Internet ahora está asociado al trabajo, antes al tiempo libre. Hemos empezado a ver la digitalización como necesaria cuando antes la tratábamos solo de una moda para algunas empresas que querían ser innovadoras.

Para los profesionales de cuello blanco (white-collar workers) el trabajo ha dejado de ser un sitio a donde vas, para ser lo que yo aporto en el tiempo que dedico. Y la tendencia real ahora es ser recompensado por el talento que aporto en lugar de por el tiempo que dedico.

En Estados Unidos, el 35% de la población activa son trabajadores por cuenta propia, en Europa vamos por detrás, avanzando en esta misma senda.

Este cambio de paradigma se basa en pasar de un trabajo para toda la vida a una vida llena de trabajos, en la que venderemos nuestro talento, y nos contratarán por proyectos y nos pagarán por el servicio aportado.

En este escenario, como podéis imaginaros, las personas que aprendan permanentemente son las que evolucionarán. Y desde el punto de vista de las empresas que quieren seguir siendo competitivas,  deben invertir en 2 aspectos igual de críticos:  por un lado en la introducción de las tecnologías inteligentes y la automatización en sus organizaciones, y por otro en la capacitación del capital humano.

Las empresas deben crear productos, servicios, procesos y modelos de negocio innovadores mediante la implementación de tecnología y, además de rediseñar los empleos, adquirir nuevas capacidades a través de la contratación y la capacitación de sus trabajadores actuales.

Y los y las profesionales que quieran mantenerse en el mercado laboral deben entrenarse en competencias digitales, y en aquellas habilidades que les faciliten la empleabilidad.

El desarrollo profesional ya no trata de crecer en la escala jerárquica de la organización sinó de ser más competentes, de te tener un perfil de competencias más completo. Para hablar de ello nos referimos a los términos:

Upskilling: mejorar las competencias que ya tienes para el desarrollo de tu rol profesional cada vez de forma más competente

Reskilling: aplicar las competencias que dominas en distintos escenarios de trabajo y capacitarnos para nuevos roles profesionales.

Loles Sala, directora de Talento y Cultura en Manpower Group por más de 20 años, y directora del Human Age Institute en su libro Organizaciones No5 de reciente publicación, habla de la Skills Revolution.

Según los resultados del último estudio Solucionar la escasez de talento, realizado por ManpowerGroup, actualmente el 54% de los directivos y directivas tienen dificultades para encontrar el talento que necesitan, con la cifra más alta desde hace 12 años.

En este escenario las organizaciones se encuentran, por tanto, con el enorme reto de redefinir nuevos requisitos para nuevos puestos, con sus habilidades, conocimientos y competencias.

Dentro de este desajuste de talento Loles habla de los profesionales Have, aquellos que tienen las habilidades, conocimientos y actitudes necesarias para dar respuesta a las nuevos requerimientos –y que, por lo tanto, tendrán la oportunidad de decidir dónde, cuándo y cómo trabajar–, frente a los profesionales Have not, aquellos que dejarán de ser competitivos y empleables por falta de esas nuevas habilidades, conocimiento y actitudes.

El concepto de la revolución de las competencias es de vital importancia para que la organización evolucione aprendiendo más rápido que sus competidores. Y el reskilling es la forma de pasar a la práctica.

El primer paso para el reskilling comienza por cada persona, por uno y una misma, retándonos dia a dia, sintiendo curiosidad por aprender, cuestionándonos todo para dar respuesta a nuestro entorno cambiante.

El informe del Foro Económico Mundial The Future of Jobs 2018 , que recoge opiniones de responsables de recursos humanos de multinacionales, señala que hacia 2022 la automatización podría eliminar hasta 75 millones de empleos en todo el mundo, a la vez que se crearán 133 millones de nuevas ocupaciones.

Debemos poner foco en el impacto que la automatización va a tener para las mujeres frente a los hombres, y la necesidad importante y  urgente del upskilling y reskilling para el talento femenino.

Según los estudios del International Monetary Fund (oct 2018), en promedio, las mujeres se enfrentan a un riesgo de 11% de perder su empleo debido a la automatización, comparado con el 9% para los hombres.

Las mujeres actualmente están subrepresentadas en campos donde el empleo está creciendo, como la ingeniería y la tecnología de la información y las comunicaciones. En el sector de tecnología, las mujeres tienen un 15% menos de probabilidades que los hombres de ser gerentes y profesionales, lo que deja a las mujeres ante un alto riesgo de ser desplazadas por la tecnología.

La tecnología, lejos de obstaculizar la vida laboral, brindará oportunidades para el crecimiento y el desarrollo profesional. La pandemia ha acelerado el futuro del trabajo, tenemos delante una gran oportunidad de Upskilling y de Reskilling, depende de nosotros y nosotras poner nuestro Talento como una prioridad.

Laura Lluhen

Profesora Titular de Aula Magna Business School

Si te ha parecido interesante el artículo, compártelo ahora mismo a través de las redes sociales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn