Aula Magna apuesta por un nuevo modelo de trabajo y formación adaptado a las necesidades del futuro

Desde que estallara la pandemia del Covid-19, la sociedad ha tenido que ir adaptándose, poco a poco, a nuevas formas de vida, dejando atrás algunas rutinas que, hasta ahora, nadie había tenido en cuenta. La irrupción de la tecnología ha hecho que el mundo laboral haya sufrido una transformación de horarios, costumbres y prioridades. Así lo declara Gartner, empresa consultora y de investigación, al publicar un informe en el que predice que “para 2030, la demanda del modelo de trabajo híbrido aumentará en un 30%”. 

Aula Magna Business School abrió sus puertas durante el confinamiento, a raíz de la primera ola de contagios, en marzo de 2020. Desde sus inicios apostó por ser pionera de un nuevo modelo de trabajo y formación que se alejase de los patrones tradicionales, convirtiéndose en la primera escuela de negocios, 100% digital con un formato online e interactivo, pensada por y para la mujer ejecutiva. De esta manera, no solo se han conseguido beneficios como la flexibilidad horaria y la conexión en remoto, mencionados en el informe de Gartner, sino que también se ha sabido detectar un target de interés, el de la mujer ejecutiva, una de las principales afectadas por la pandemia, a la par que las empresas consiguen cubrir su necesidad de cumplir con las recientes regulaciones en materia de planes de igualdad y equidad salarial. 

Teniendo en cuenta los datos de Gartner, para 2025, la Inteligencia Artificial habrá eliminado más de la mitad de las oportunidades de aprendizaje en el trabajo. Es decir, la fuerza humana cada vez tendrá más dificultades para estar a la altura de las capacidades de las máquinas. Es por ello que, desde Aula Magna Business School, se es consciente de que el modelo híbrido laboral es una apuesta segura. Según el informe de Gartner, la libre elección entre herramientas tecnológicas o convencionales facilita el bienestar de la plantilla y, por ende, la productividad de las empresas. De esta manera, se consigue que la Inteligencia Artificial sea utilizada no para destruir trabajos, sino para ser un complemento tan eficaz como eficiente. 

Los cambios no solo se están produciendo en las plantillas. El futuro también nos adelanta un nuevo modelo de formación en el que el ser humano debe empezar a desarrollar soft skills y habilidades digitales para estar a la altura de las máquinas y la Inteligencia Artificial que ya invade el sector empresarial. Es por ello que Aula Magna ofrece el PDD (Programa Directivo de Desarrollo) para mujeres ejecutivas, iniciando su tercera edición en octubre de 2021. A través del Método del Caso, instaurado por la universidad de Harvard ya en 1870, las alumnas aprenden a identificar situaciones problemáticas y resolverlas eficazmente, con una retención a largo plazo. Por ello, no es un programa de formación, sino de transformación, en el que además de los conocimientos técnicos, cada participante pasa por un proceso que hace que, al graduarse, se sienta más empoderada que nunca. Con maestras profesionalmente activas en sus sectores, se busca romper con el techo de cristal y el síndrome de la impostora, facilitando la llegada del talento femenino a puestos de poder. 

Sin perder la razón de su origen, Aula Magna Business School espera poder seguir formando a muchas más mujeres ejecutivas con un modelo de aprendizaje alejado de lo convencional, que apueste por el bienestar mental y emocional de la plantilla y haga de la tecnología una compañera de trabajo, y no una amenaza. 

Consulta el informe completo de Gartner aquí: https://www.gartner.com/doc/reprints?id=1-26MXW5XO&ct=210624&st=sb.

Si te ha parecido interesante el artículo, compártelo ahora mismo a través de las redes sociales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn